Santa Maradona

Miércoles | 25 de Abril del 2007

Spanglish

childrenofmen-s.jpg

Haruki Murakami, favorito de esta casa periodistica, tiene una nueva novela (corta) llamada After Dark y que sale a la venta este 8 de mayo. Algun sector de la critica estadounidense ha insistido en que la literatura Murakami hace parte del realismo magico. En algo de eso estoy de acuerdo, aunque no lo estoy con la costumbre boba de andar encasillando a los escritores (o artistas si a eso vamos). En Colombia, el realismo magico anda de capa caida luego de que la nueva (horrible) generación de escritores lo confundiera con clasico costumbrismo y se declarara en independencia moral de ese movimiento y del Gabo mismo.

Para mas escritores foraneos envueltos en el mamagallismo magico le recomiendo al surafricano Andre Brink.

Le estaba diciendo a Javier que a veces el español se queda corto. No alcanza. La palabra en cuestion era reassurance y despues de mucho pensarlo no le encuentro un equivalente justo en castellano. Tambien backslash o cool o sweetie pie. No es esto una defensa del spanglish que de eso vivimos muy cansados desde el dia en que conocimos a la prima de la chica, quien dice carpeta cuando quiere decir alfombra y trucka cuando quiere decir camioneta o bien funny cuando... bueno, vos me entendes.

Tiene que ser una tremenda responsabilidad, uno empezando a jugar al futbol y llevar a cuestas el nombre del Enzo y el apellido Zidane. Igual el pelao no se arruga.

De Children of Men, lo mas reciente de Alfonso Cuaron, esta perla:

Jasper: What did you do for your birthday?
Theodore Faron: Nothing.
Jasper: Oh come on, you must have done something.
Theodore Faron: Nope. Woke up, felt like shit. Went to work, felt like shit.
Jasper: That's called a hangover, Amigo.

En tutubo, detalles sobre como se filmaron las escenas más largas de Children of Men. (De lejos lo mas impresionante de la pelicula).

Está claro que los autores de ciencia ficción en el cine o literatura coinciden en que el futuro tiene dos caras posibles: o es absolutamente pulcro y esteril, limpio, organizado y lleno de zombies (mentales al menos) o es, bueno, todo lo contrario el paraiso del caos, sucio y lleno de anarquizantes.