Santa Maradona

Martes | 8 de Marzo del 2005

La fiebre de marzo

En el primer recuerdo que tengo de Adelaida, ella camina de espaldas, la mirada despierta, los ojos envueltos en lagrimas que no son de tristeza. En el primer recuerdo que Adelaida tiene de mi, yo no soy yo, soy alguien más. Alguien mas, digo, porque en ese primer recuerdo ella pensaba que yo era Chepe, su nuevo compañero de curso, embajador de su nueva escuela.

Jose del Carmen Dominguez, Chepe. Mi mejor amigo de la niñez, compañero de grupo en todos los trabajos, aliado en la lucha constante por robar mangos, miembros del equipo de futbol, él volante de primera linea, yo lateral derecho con proyeccion al ataque; colegas del periodico colegial, él reportero de todas las cosas, yo escritor de una columnita de deportes; unicos representantes a las olimpiadas matematicas, él positivista excelso, yo existencialista incorregible; él enamorado irremediable, yo un bohemio en potencia; él buscando chicas en no sé donde, yo aqui sentado, dejandome encontrar. Entonces tu no eres él? me dijo. No, pero ni falta hace. "Ni falta hace," imaginese uste, las frases candentes de un galan en formación. Frases que le debieron causar o mucha lástima o mucha gracia pero que igual le sirvieron de excusa para seguir viniendo a esa mi oficinita del periodico escolar, en donde me podia uste encontrar siempre. Viendo los dias pasar.

Al principio siempre preguntaba por Chepe. Despues ya no tanto. Al principio solo me hacia preguntas, que quieres ser cuando grande, viste el capitan centella de ayer, a ti por que te gusta tanto el futbol?. Despues ya no tanto. Despues hablaba de todo, de manuelita saenz, de las estructuras de lewis, de las virtudes del arequipe con queso, de la naturaleza de las empanadas de iglesia. Yo le leia los poemitas de caballitos de mar de jairo anibal niñno. "Tu sonrisa es como un gol olimpico." Le leia. Leeme otro. "Que fue primero el huevo o la gallina? primero fue el pollito."

El mundo siguió dando vueltas y yo me quedé levitando en ese antes feliz. Antes de que rimbaud nos jodiera la vida, antes de kafka, antes de sartre parcerito, antes de todo. Eso era cuando lucho herrera volaba en alpe d'huez y metiamos de contrabando un radiecito de pilas al salon de clases y nos pasabamos noticas con un reporte al minuto. (Haaaaagaaaa el cambiooooo. Ya lo hice!.) Esto era cuando el cabello de adelaida conquistaba alturas insospechadas. Es un copete de alf, es la moda, y por hacerlo duermo media hora menos, me explicaba. Yo le sonreia como si entendiera de lo que estaba hablando. Es que ser mujer es un asunto de tiempo completo. De tiempo completo, parcero, sin coffee breaks, sin vacaciones. Veinticuatro horas para gastarlas una por una, para bailar los merengues de wilfrido (no ha vuelto por la taberna por mi, pregunta a los marineros), o las baladitas bacanas de air supply, amacizando en terreno virgen, vueltos uno si me entendes? como desapareciendo en el otro. Me estas empezando a gustar, me dijo una vez, sin romanticismo alguno, como si fuera una formalidad que habia que dejar atras. 'ta grave la cosa, porque a mi la que me gusta es diana olmos, le dije yo, y todavia la vida no me ha alcanzado para arrepentirme. Tu desilusion primera, mi desilusion primaria.

Eso era antes, cuando todavia se podía. Antes del tiempo, antes de las incertidumbres hormonales, antes de eva, antes de vos y yo. Antes de que yo empezara a fijarme con mas interes en sus crecientes curvaturas y menos en ella. Antes de que ella empezara a fijarse menos en mi y mas en mis enemigos mortales: los tipos del noveno grado, los mas grandes, los mas altos, los que podian conducir cualquier cosa que no fuera una bicicleta de carreras. Uno de esos, mi nemesis, una tarde de marzo le dio a beber una mezcla de sal de borax disuelta en coca cola. Un momento infame en nuestra historia. Le mostró al pueblo la existencia de la ciencia quimica y de la malicia humana. Por partes iguales. La humillacion se podia sentir en el aire. Por meses eso fue lo unico que respiramos. El debate se mantuvo en todas las esquinas. En este lado los que creen que ella se lo habia buscado, en este otro los que creen que al tipo hay que castrarlo. Y cuando el padre de Adelaida oyo todo lo que hubo que oir decidio que lo mejor era irse para siempre. Ella no se despidió, y yo nunca mas la volví a ver.

Natalie Portman en Closer


----
A quien pueda interesar: Si uste es lector de este su blog mas espectacular y ademas participante del evento literario llamado "el manual" le confirmo que está en produccion y estará en el aire el siguiente fin de semana, una vez me baje de los aviones que todavia no me llevan a casa.



Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

Que popular es el viejo truco del Borax con Coca-Cola en Córdoba, ¿no?

¿Qué es exactamente lo que hace?

por: j. · Marzo 8, 2005 01:18 AM

primera vez que paso por aquí.. me gustamucho como expresas las cosas.. a y por cierto al panita j. yo supongo que es para el ABORTO..

Peace and be nice..chopes

por: esmilodonte · Marzo 11, 2005 09:30 PM

segun entiendo javier, el borax es una mezcla entre desinhibidor y afrodisiaco.

por: vega · Marzo 12, 2005 12:01 PM

Si, eso era lo que yo tenía entendido. Esa mezcla de borax y coca-cola era una leyenda urbana entre los adolecentes loriqueros, pero creo que ninguno tenía del todo claro qué era lo que hacía...

por: j. · Marzo 12, 2005 02:28 PM

Amigo Vega, me dieron unos escalofrios no en la espina sino más adentro. Y todos estos patanes se ponen hablar del bórax. Atorrantes, ciegos que no ven la belleza en el nombre de Adelaida. Hacia dónde nos lleva el mundo hoy?

por: orvilla · Marzo 14, 2005 02:09 AM