Santa Maradona

Martes | 28 de Diciembre del 2004

Maeror Meror

Tal vez haya escuchado la noticia. El domingo pasado, un sismo de gran intensidad ocurrió cerca a Indonesia, originando de paso una serie de olas gigantes o tsunamis y causando la muerte de por lo menos 55.000 personas.

Cincuenta y cinco mil muertos.

Y por cada muerto un dolor que no se acaba nunca. Que sentira uno? si el mundo de repente se acaba. Si todo lo que uno conoce deja de ser. Que siente uno?. Se levanta usted como si nada. Y entierra a los muertos como si nada. Y limpia el desmadre como si nada. Y sigue viviendo como si nada. Porque asi es la vida y asi son de misteriosos los actos del Señor?

Mucho se ha hablado en los medios sobre si la tragedia pudo haberse evitado. Puede tomar varias horas para que las olas lleguen a la costa y en ese tiempo la gente pudo haber ido a lugares seguros. Es una tragedia que no debio ser. Si tan solo les hubieramos podido avisar. Pero no habia sistemas de alarmas, y ni siquiera habia modelos (matematicos, de cuales mas?) que hubieran sugerido que el maremoto tenia estas otras, oscuras, intenciones. Es nuestro problema de siempre. Que no es posible saber lo que va a pasar.

Y que hace uno en estos casos? en estos casos en los que no hay a quien culpar. A quien le enseña uno las banderitas blancas de la reconciliacion?. O si hay que llenar una plaza en madrid, de que pais es la bandera que hay que quemar. O contra que presidente lanzamos arengas de odio y destierro al imperialismo. O a donde van las madres de los que no tienen nombre. Donde está el maligno que debe morir para que podamos recuperar la calma. Que hace uno en estos casos? A quien culpa uno en estos casos? A la naturaleza tal vez. A dios, tal vez. A su dios. O a nadie, que asi es la vida y asi son de misteriosos los actos del Señor.

tsunami help.



Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)