Santa Maradona

Viernes Cultural | 26 de Noviembre del 2004

Solterito pero no a la orden

Salia yo menos apesadumbrado que de costumbre de la biblioteca una mañana fria e insistente de hace poco. Habia estado leyendo a Cioran, como hago todos los dias muy puntual para motivarme antes de empezar a trabajar. En la puerta me detuvo un hombre de estatura mediana y ojos esquivos quien con un solo gesto me dio los buenos dias, me ofreció un volante de color amarillo y me dijo adios, en lo que debió ser una alegoria de todas las relaciones que haya tenido en vida. El, no yo. El volante anunciaba en letras grandes que habia sido producido por el Grupo de Apoyo de Solteros, seguido de una breve explicación sobre la naturaleza del grupo. No sabia yo que encontrar a la morenaza de tus sueños o al rubio de tus encantos fuera equivalente a, digamos, dejar de fumar o superar la perdida de un ser querido. Pero asi están las cosas. Una pareja se ha convertido en una necesidad primaria.

Parece que todo el mundo, toda mi generación, anda pensando en lo mismo. Cuanto mas se acerca el bordecito de los treinta mas grave se pone la cosa y la ansiedad permite estandares mas flexibles e ilusiones mas variables. No es culpa de los solteros, si usted lo piensa bien, sino que el mundo esta diseñado para vivirse acompañanado. Va usted al cine, por ejemplo, y lo miran feo si lo ven llegando solo, algo debe andar tramando los oye usted pensar; va usted a un restaurante y pregunta que si no hay manera de que le sirvan una paella para uno y le dicen que no que la vaina viene en pares; hay dias de enamorados, dias de san valentines, dias de amigos secretos, dias de amores y amistades, cada uno de los cuales carece de sentido si no se tiene una costillita al lado. Es la ley de la vida. Y sin embargo, tal vez como mecanismo de protección, usted oye a los solteros en la vispera de esos dias anunciar que no que es que la vida en pareja no es para mi, yo estoy bien asi, solo, es que hay muchas ventajas, no tengo que pelear por el control remoto, no tengo que acordarme de cumpleaños ajenos y no tengo que cargarle la cartera a la fulana mientras ella se mide por cuadragesima vez la falda que le resalta los bananos adiposos sobre los cuales he negado conocimiento alguno.

Yo estoy mejor asi. Seguro.

Los que no estan mejor asi parecen ser los del volante amarillo que mientras esperan proponen un cronograma de actividades en una tablita muy facil de usar adornada con iconos para ayudar la localizacion rapida del evento segun el gusto particular. Hay de todo para hacer siempre y cuando sea de Lunes a Sabado de 7 a 9 pm. Peliculas, bingo, tertulias, noches de margarita (el coctel, supongo yo, aunque seria mas divertido si en vez del de hay un con), reunion del club de lectura. Actividades todas sanas, decentes, tranquilas. Osea exactamente todo lo contrario de lo que uno hace cuando tiene una pareja. No me sorprende que sean solteros, pienso yo aca en la cocina. Es que en la vida hay que ser proactivos. Ademas que clase de horario es ese? de 7 a 9? pero si tener pareja es asunto de tiempo completo, dos horas diarias es un espacio muy angosto para acomodar urgencias de tipo erotico, salidas a comprar las cortinas del baño o expediciones a lavar la ropa.

Tal vez es que los del grupo de apoyo a solteros por andar pensando tanto en la solteria han perdido el horizonte. El horizonte del amor y tal. Ellos necesitan una perestroika. Esta semana en el programa santa maradoniano para el alcance de la plenitud en la vida en pareja: de seis a seis y treinta aprenda a aceptar que su hombre no es nada mas que un dildo de carne y hueso; de seis y treinta a siete como mantener la calma cuando ella le pregunte cada seis segundos sobre lo que usted está pensando; de siete a ocho como formalizar un matrimonio como la gente decente con cura incluido, torta de dos pisos, lechona y plato frio y borrachera de tres dias; de ocho a nueve frases inteligentes para decir cuando la sorprenda con otro; de nueve a diez debate: si ella acepta el sexo anal debo aprender el mejor cunilinguis?. Y asunto arreglado. Dos semanas en el programa y usted estará listo para ser un soltero empedernido o un devoto hombre de familia. Pero nunca pisará la intersección de esas dos tierras. Las inscripciones están abiertas.



Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

sinceramente tengo claro que algun dia regresaran mis dias de soltero, dentro de un par de años, estare asi, feliz, aprendere a cocinar de nuevo, etc

por: frank · Noviembre 29, 2004 05:02 AM

Sale mucho más económico ir donde las señoras de la calle, así no se gasta plata en cosas superfluas, se tien lo que se quiere, y después no toca acompañarlas a la casa.

por: Tio Rojo · Noviembre 29, 2004 04:04 PM

"si ella acepta el sexo anal debo aprender el mejor cunilinguis?"
Es una buena duda, pero me surge otra: que le corresponde entonces a la felación? Basta con un ramo de flores o hace falta acompañarle a un concierto de Maná (o Juanes en el caso de que Maná te guste)?

por: Idoru Case · Noviembre 29, 2004 04:56 PM

Solo por si acaso, ¿No nos podría adelantar una de las frases inteligentes? Uno nunca sabe cuando las vaya a necesitar...

por: POL · Noviembre 29, 2004 06:37 PM