Santa Maradona

Martes | 14 de Septiembre del 2004

En la banca

Entonces estoy a punto de graduarme. Por tercera vez en mi vida mi nombre cambiará, en esta ocasion con un remoquete que la verdad ni quita ni pone pero que la gente insiste mas en poner que en quitar. Vendran las celebraciones, las lagrimas, los discursos de bienaventuranza, estamos orgullosos de uste mijo que esta para grandes cosas, los balances sinceros con tinte nostalgico, ya graduado! que me parece que apenas fue ayer que te fuiste, las felicitaciones de familiares que no recordaba haber tenido, los mensajes de aquellos viejos amigos que no ves desde que estabamos en kinder y que me acabo de enterar por tu madrina que llego con el cuento que estabas casado pero no con hijos y que todo te ha salido muy bien por alla en el norte por aqui lo mismo no hay mucho que contar que es la misma barca atravesando el rio y cuando volves?, quien sabe de pronto nunca pienso yo. El problema es que todo es cierto y la alegria y la ansiedad del futuro lo unico que hacen es ocultar las diferencias de planes, del original y de lo que termino siendo y como no de paso oculta el hecho de que todavia lo mas importante sigue sin resolverse.

Fui el otro dia a la libreria. Me encontre con un libro de hace dos años con un titulo barbaro: Que hacer con mi vida?. Y yo pienso para mis adentros: 1) que sera mas grave que la pregunta exista o que sea tan comun que hasta se pueda escribir un libro al respecto y 2) en serio, que voy a hacer yo con mi vida?. Le comente esto a mi psiquiatra el otro dia, me dice no sera que te me estas agringando?, y yo entiendo el punto uno en Colombia no se permite estas preguntas porque al fin y al cabo hay otras cosas que requieren de atencion mas urgente como, digamos, sobrevivir; pero igual no hay mucha gente en colombia con psiquiatras y no le oigo quejarse mucho al respecto. El libro es de lo mas interesante. Cuenta historias reales sobre gente de verdad verdad que en algun momento cambio su vida para siempre para hacer lo que mas disfrutan hacer (sea lo que fuere) y en consecuencia han logrado vivir a plenitud lo que no es lo mismo que vivir sin problemas es una cuestion muy distinta esa de la de no tener problemas. Estaba en la seccion de autoayuda de la seccion de negocios. Era un subseccion. A mi me gustan los libros de autoayuda aunque a veces sugieren cosas pendejas como digamos hay que vivir cada dia al maximo. Como pendeja? porque no define inequivocamente lo que quiere decir maximo, digamos maximo puede ser ganar la copa del mundo o maximo puede ser darle a aquello con dos chicas o maximo puede ser ir de vacaciones todos los años a Barcelona a ponerle barretinas al gran etoo y de regreso pasar por lleida que quien sabe de pronto la suerte nos sonrie.

Yo no se si asi es toda la gente, pero estos los del libro parecen haber tenido desde siempre algo por dentro que les dice esto es lo que vos querer ser. En donde vos quiere decir el yo de ellos no es que te este hablando a vos querido lector o lectora. Pero eso no es mi caso. Que no es que nunca haya querido ser nada es que he querido ser muchas cosas, lo que para efectos practicos viene siendo la misma cosa. Es como decian las señoras que el que mucho abarca poco aprieta. Pues, yo no aprieto mucho por estos dias. Hubo un tiempo en que quise ser futbolista, en concreto: marcador por derecha con continuo despliegue hacia al ataque, sublime tirador de centros y elegante defensor. Era un plan bueno. O por lo menos lo parecio en su tiempo. De idolo del barrio reconocido en la cuadra a internacional del FC Barcelona solo hay un paso o tal vez una escalinata de pocos escalones, en uno de los cuales estaba mi mama y su cantaleta de que hay que estudiar y tal, por si lo del futbol no cuaja me decia, por si las moscas continuaba, porque yo digo caramba finalizaba.

Luego hay un vacio tremendo en ambiciones hasta cuando llego la pubertad, epoca bastante simple que consistia esencialmente en buscar la manera de impresionar a las chicas de manera que accedan a darte lo que sabemos. Es mas dificil de lo que parece. Primero tuve que aprender a bailar, y es aqui donde uno comprende el peso barbaro de aquellos comentarios en las calificaciones: buena motivacion pero incomprensible coordinacion psicomotriz que en treinta años de trabajar en esto nunca habia visto algo como su hijo mamá vega, dije algo? quise decir alguien es una forma de hablar. Y lo del bailoteo fue labor complicada, pero lo hubiera sido mas si no hubiera existido en su tiempo el gran wilfrido (luunnnaa dime tu si ella me quieeereeee) o el gran juan luis guerra y su 440 (ay me sube la bilirrubina cuando te miro y no me miras). Que ritmo tenian esas bachatas. Y un importante valor educativo, sabia usted que la bilirrubina es una vaina que uno tiene en el cuerpo y que en efecto se puede subir (lo de la mirada es licencia poetica). Habiendo aprendido los secretos del bailoteo incluyendo solvencia en merengue, salsa, reggae, ska, cumbia, vallenato, balada pop, pogo, entre otros, y apoyado en una natural habilidad para el discurso romantico con tintes seductores el camino pareció despejado. Y de hecho lo estuvo. Y en esas andaba cuando la vi a la princesa, la del cuento, la que necesitó escaso espacio para darme tres vueltas y sentarme en mi sitio, y que respondio a mis avances al principio con cautela y luego con desmedida lujuria para felicidad de unos y otros. Esto es importante porque a mucha gente se le va la vida buscando a su respectivo cielito lindo, y en cambio en mi caso esto lleva resuelto mucho tiempo. No ha sido facil, claro, recuerde que lo mas dificil no es llegar sino mantenerse. Y yo me he mantenido, firme siempre, trastabillando ocasionalmente pero sin caerme nunca. Como los borrachos curtidos.

Y luego el plan se quedo en ese pequeño espacio que hay entre lo ideal y lo real. Entre el cuento de hadas de la noche y el sol del dia siguiente. En la soledad del medio tiempo cuando vamos ganando por uno cero. Salimos a defendernos o vamos por el segundo. Que equipo tenemos. Pero si nos lanzamos al frente de pronto nos sorprenden en la contra. No se sabe. Lo que si sabemos es que ya casi hay que celebrar, bueno, el grado.



Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

Ole, ke buenas puntadas.Pero creo que tengo varias preguntas a esto
1: como caray conseguiste eso que sabemosde tu princesa (si me respondes,y lo consigo, te pago un viaje a mexico- soy 100 mex como el chapulin)-
y t invito unas carnitas)
2:merece morientes la banca?
3:estoy diciendo estupideces?
4:m pueds presentar colombianas?
5:que chin........ le pasa a tu seleccion dorada de Colombia(viejas glorias que han pasado, pibe revive en alguno,y tressor es el unico con huevos)?

por: el alex · Octubre 24, 2004 08:34 PM