Santa Maradona

Juernes | 4 de Diciembre del 2003

Todo lo teorizable será teorizado

De Efraim Medina Reyes ("lo que le pedíamos al dios de la risa para la literatura colombiana" según la contracara del libro) en su Técnicas de masturbación entre Batman y Robin:

Categorías de mujer: A. Las que todavia son jovenes. B. Las que ya no lo son. Categorías de hombre: 1. Los que mienten a la mujer A. 2. Los que mienten a la mujer B. El primer hombre miente por sexo y el segundo por dinero. Los hombres no mienten para engañar a las mujeres sino para hacerlas quedar bien. Engañar a una mujer es imposible porque ellas siempre saben lo que el hombre quiere. La mujer A necesita esas falsas promesas. Su coartada es patetica pero eficaz: Me entregué por amor. La B no puede aceptar que cambio dinero por sexo. Dirá a su analista: pensé que me amaba. Las putas y las santas (que son criaturas de la misma indole) pueden aceptar (en estricto orden) dinero por sexo y muerte por amor. A las otras el sexo como objetivo mismo, como mecánica exenta de condiciones, les activa el dilema moral. Sentirse engañadas no solo funciona como paliativo de la puta que llevan dentro sino que, hombre tras hombre, engaño tras engaño, ellas buscarán el martirio que las eleve a santas (o sabes de algun hijo que piense que su madre es una puta?). La naturaleza cómica y estúpida del hombre lo hace pavonearse cada vez que engaña a una mujer. Se siente rudo y avispado, digno de respeto entre su especie. Un deporte popular entre los hombres es reunirse a contar sus hazañas contra el sexo femenino. Ejercen un papel de verdugos con la misma eficacia que una abeja zangano sirve a su reina.

De otro lado, y sin que tenga mucho que ver, cientificos holandeses han demostrado que la actividad cerebral de la mujer y el hombre son muy similares en el momento del orgasmo (si ella no lo finge, claro). La actividad ocurre principalmente en la zona de transición mesodiencefálica. (oohh!). En un orgasmo fingido, el cerebro ni se inmuta, y la actividad es sólo muscular. No le sabría decir si esto es cierto o no, que nunca me ha pasado. Obvio. En el estudio también se ha demostrado similitud entre la eyaculación y una entonada con heroina. Con razón esa mierda es tan adictiva. Y convirtiendo, en consecuencia, a masturbadores y putas por igual en traficantes ilegales.

Si tiene curiosidad, Efraim Medina tiene talento (mucho) pero el libro no le hace mérito. Tiene pasajes muy buenos pero en general Medina recurre a un humor bobo que solo debe atraer a pseudo intelectuales, como los que pretenderían leer reseñas de libros en Soho o Playboy, por ejemplo. Es como esos programas de videos caseros en la tele en los que el humor recae en aparatosas caidas de distraidos cristianos. Las Técnicas son el equivalente literario de eso. Lo que no significa que no deba leerse. Aquí nada significa nada.



Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

mmm... interesante, pero debo aceptar que cuando le di click! para entar al blog esperaba encontrarme una reseña de la reparticion de patadas del River - Sao Paulo... ohhh que divertido fue!!! Esos brasucas, estan perdiendo plata de futbolistas, ahi hay mas de un Karate Kid...
Y al final, mas divertido como las gallinas (que no son muy de mi gusto) le ganaron a los brasucas (que son menos de mi gusto todavia)...
Pero bueno, a quien le importa la copa sudamericana???

por: andrea · Diciembre 4, 2003 02:02 PM

Leí Técnicas de masturbación entre Batman y Robin y es muy, pero muy bueno. Más allá del humor que está bacano hay ideas y situaciones que me dejaron pensando largo. Me parece de lejos el mejor escritor colombiano. Aparte, las reseñas de Playboy son las mejores del mundo. Creo que hicieron una lectura muy fácil del libro así que a leer!!!

Checho

por: Sergio Zeiger · Diciembre 6, 2003 12:13 PM

vale sergio. a mi el libro no me ha parecido nada del otro mundo pero como dije si creo que medina ha demostrado que puede escribir. el mejor escritor de colombia? quien sabe.

por: vega · Diciembre 7, 2003 03:07 PM

lei erase una ves el amor pero tuve que matarlo y me parecio super bueno, es la forma como inter relaciona las vidas de artistas como kurt cobain y la suya asiendo cotidiana la experiencia del romance opara todos

por: luis andres · Marzo 29, 2005 05:46 PM

No es que Medina Reyes sea bueno, sino que en Colombia hay una gran explosión de escritores malos. Medina, hay que reconocerle que escribe desde la sangre y las vísceras, pero sus poses de dandy barriobajero son ciertamente (como lo diría el marica de Gaviria), muy aburidoras, tanto o incluso más que las de Fernando Vallejo.

por: Mario Bunge · Agosto 2, 2005 05:21 PM