Santa Maradona

Juernes | 16 de Enero del 2003

Una nueva estirpe

Tengo un nuevo par de zapatos y no puedo evitar hacer la siguiente variacion. [n. del e. el autor dice tener conocimiento de un 'monumento a los zapatos viejos' existente en cartagena de indias, la heroica, aunque deja en claro no entender como (a) alguien haya estado tan corto de tema para empezar a escribirle a los zapatos y (b) que se considere tan importante la idea que le hayan hecho un monumento]. decia que la relacion de amor y odio que uno tiene con los zapatos nuevos puede entenderse metaforizando un poco con las relaciones maritales.

Empieza uno muy contento por la novedad, la gente le nota la felicidad y uno los divierte contando detalles sobre en donde hizo la adquisicion dejando en claro siempre si uno cree que ha hecho un buen negocio o si todo se ha perdido. la gente, aunque abiertamente manifiesta aprobacion, secretamente envidia tu situacion aunque no tanto como para querer meterse en el mismo asunto que vos con excusas como 'no estoy listo para esto' (para tener unos zapatos nuevos). eso si, al inicio de la relacion se hace obvio que va a existir un periodo de acoplamiento, pero tu, lleno de optimismo sabes que con el tiempo esas dificultades seran sorteadas con ventajosa sinceridad. y sucede asi. aprendes a querer a tus zapatos, los consientes, tratas de que no sufran y ellos en cambio responden siendo comodos y no maltratandote los pies.

Pero en el horizonte se vislumbra el sombrio porvenir. la suela empieza a desgastarse. y la naturaleza humana falla una vez mas. en algunos casos, en lugar de enfrentar el problema empiezas -en secreto- a mirar otros zapatos, tal vez con la intencion de iniciar una nueva relacion, pero alargando lo que parece inevitable. en algunos otros casos, cortas por lo sano, el divorcio es inminente y vos empiezas una relacion con otros zapatos nuevos y los viejos terminan adornando un basurero. porque una vez se hacen viejos los zapatos, como las estirpes condenadas a cien años de soledad, no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra.

Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

vega, casi completamente out of topic (pero que le vamos a hacer?), quiero decirte que este blog me parece fundamental y lo tengo siempre en la mesita de luz

de un zapato a otro

por: chelo-san · Enero 18, 2003 10:33 AM

A ver si visitás
http://www.confusedkid.com/primer/archives/000194.html

por: Camilo · Enero 19, 2003 06:03 AM

Lo nuevo siempre causa emocion....

por: vaLar · Enero 19, 2003 10:33 PM

Y como la montaña nunca fue a mahoma, etc.

Noble rincón de mis abuelos:
nada como evocar cruzando callejuelas,
los tiempo de la cruz y de la espada
del ahumado candil y de las pajuelas
pues ya paso, ciudad amurallada, tu edad de folletín
Las carabelas se fueron para siempre de tu rada
¡ya no viene el aceite en botijuelas!
Fuiste heroica en tus años coloniales
cuando tus hijos, águilas caudales,
no eran caterva de vencejos.
Mas hoy, plena de rancio desaliño,
bien pueden inspirar ese cariño
que uno le tiene a sus zapatos viejos.

por: Camilo · Enero 20, 2003 08:48 AM

chelo: muy agradecido.

camilo: nada que no habia tenido el chance; pero si conocia los zapatos viejos, de hecho no me dejaron buenos recuerdos de cuando pelao.

por: vega · Enero 21, 2003 02:23 PM

cual es la vaina con los zapatos viejos, lo que dice el tuerto lopez es eso mismo que sumerce dice, que cuando se te envejecen los zapatos todavia le tienes un afecto melancolico, porque sabes que ya no te sirven para lo mismo que antes, pero los guardas en el closet para ponertelos algun domingo que no necesites darles mucho palo; por cierto que en un capitulo de married with children Al decia algo parecido sobre el cariño que el le tenía a Peg

por: asterion · Mayo 27, 2003 02:20 AM