Santa Maradona

Juernes | 21 de Noviembre del 2002

El problema de la sociedad actual esta en mi apartamento

Todos los profesores del mundo saben que no importa cuanto tiempo le den a un estudiante para completar un trabajo, este siempre empezara el dia antes de que se venza el plazo. Es la ley de la vida. Yo la descubri de carambola a las pocas semanas de estar viviendo por mi cuenta por primera vez. Habia llegado a Medellin con $65,000 pesos en el bolsillo (unos $50 dolares de la epoca) y entre mis posesiones se contaban una copia en pasta dura de "El Otoño del Patriarca", un cassette con lo mejor de Heroes del Silencio y una maleta llena con mas esperanza que recuerdos. Un principio humilde en una ciudad que se traga viva a la moral mas terca, que me enseño la alegria (frecuentemente subestimada) de lo simple. Cuando al fin el baile dio la vuelta me quedo esa costumbre de tener todo de a uno y que nadie puede entender. Un par de zapatos, un plato, un vaso, una olla y un sarten, una cuchara, un tenedor y un cuchillo. Y asi. Pero uno no es dueño de su propio destino. Esa posesión recae en los que nos rodean. Mi familia malinterpretó mi vida simple y un diciembre con la excusa de haberse tratado de una reunion familiar me encontre en posesion de una vajilla corelle completa (unos 14 puestos), un juego completo de ollas en acero inoxidable con recubrimiento de teflon (en total son unas 10), adornos por todos lados, cuadros que no recuerdo haber comprado y hasta un par de ceniceros (que se me antojan un poco innecesarios si uno tiene en cuenta que ni yo ni nadie en la familia fuma, supongo que es mejor ser precavido). Hubo un tiempo en mi vida en que yo solo tenia un plato, y por eso precisamente apenas lo utilizaba inmediatamente lo lavaba. Hoy eso no es necesario y veo con resignacion como la pila se acumula. Inexpugnable. Incontenible. El orden ha derrotado mi disciplina. El capitalismo cobra una nueva victima. Y yo sigo comiendo hamburguesas en la esquina evitando como puedo los platos que no compre.

Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

Lo peor del caso, es cuando no hay otro remedio que darle fin a los trastos mugrosos mediante el agua corriente y el jabon.
Aunque no debería decir que es "lo peor del caso" ya que de una u otra manera, se debe hacer.

por: vaLar · Noviembre 24, 2002 12:23 AM

yo creo que al inventor de los platos de plastico hay que hacerle un monumento. si es necesario el patio de mi casa vale.

por: vega · Noviembre 25, 2002 08:11 AM

¿te chafaron la vida simple? guarda la vajilla en el maletero, y sigue con tu único plato, la frugalidad enseña disciplina, que comienza por lo físico y se termina trasladándo a lo intelectual, tu instinto está bién encaminado síguelo.

por: sue · Noviembre 25, 2002 10:09 AM