Santa Maradona

Viernes Cultural | 14 de Junio del 2002

Nuestro orgullo cuelga de tu andar

Cuentan que cuando a uno de los hijos del premio Nobel Colombiano, el señor Gabriel García Marquez, le llegó la hora de presentar un examen de admisión a una institución educativa, le preguntaron por el significado del gallo del Coronel en El Coronel no tiene quien le escriba (que es de autoría de García Marquez). Le ofrecieron varias opciones: que si el gallo era el simbolo del pueblo oprimido; de los pobres que esperan; de la desesperanza; de todo y de nada y de ya no me acuerdo que más. El hijo pródigo respondió entonces al mejor estilo de su padre: que "todo el mundo sabía que ese era el gallo de los huevos de oro."

Esa historia la leí hace mucho tiempo y todavía la recuerdo cada vez que me encuentro con alguien que quiere buscarle el lado oscuro a algo que no lo tiene.

Me sucede ahora con el fútbol. Y el mundial. Tienes que estar viviendo en una cueva para no haberte dado cuenta de que el mundial se está jugando. Y en medio de las celebraciones, el paroxismo generalizado, el "te lo dije" y la estrategia, hay un grupo de gente que no encuentra donde poner el cuerpo. Esa gente es la que detesta el mundial. Y el fútbol. Que mire que es que hay cosas más importantes en el mundo. Que mire que es que hay que dedicarle espacios a la cultura. Que mire que por qué no arman tanto ruido cuando uno de nuestros heroes conquista un triunfo cientifico. Que mire esto y aquello. Que mire que es que esta gente es estúpida porque cree que cuando le selección pierde es el país el que pierde. Que mire que en el fondo todo esto no es más que pan y circo. Que lo que pasa es que este tipo de demostraciones colectivas de felicidad las promueve el opresor para disimular que te sigue pegando abajo. Para mantenerte distraido. Y que no te des cuenta que te sigue pegando abajo. Que mire que por estos días es el fútbol la causa de mi infortunio. Que ojalá le pusieramos más atención a lo que realmente importa: a la politica, a la economía, a la cultura. Y a las malas noticias. Que mire que ya no puede ir uno al baño sin pensar en fútbol. Que mire que a eso no hay que verle, que son sólo 22 tipos corriendo detras de un balón.

Desde mis tiempos más humildes cultivando arroz en la zona inescrutable de Los Lagos del Miedo en Nepal hasta los tiempos de gloria cuando presidentes vinieron a pedirme dinero prestado, nunca he visto tantos teorizantes desbordarse en ideas como en los tiempos del mundial. Lo curioso es que yo siempre he pensado que eso mismo que me dicen que hace el mundial con el pueblo lo viene haciendo la religión desde que todos tenemos memoria. Y no cada cuatro años. El servicio es permanente. Y nadie se rasga las vestiduras por eso.

De fútbol. Ayer sospechaba que a Portugal se le iba a aparecer el coco. Y se le apareció. Termina eliminado en primera ronda jugando con displicencia y mereciendo su destino. Pasan los locales coreanos que enfrentarán a Brasil y los gringos que enfrentan a Mexico en la siguiente ronda. Ya termina la primera ronda y yo estoy confundido con el calendario. Por ahora debo dormir. Dormir. Mucho.

Comentarios de los que leen (abajo podes agregar el tuyo)

aunque digan otras cosas el diego es el mejor y unico jugador de esa clase el cerote de pele no se le compara .ANDA A LA MIERDA PELE.

por: renato · Febrero 1, 2003 11:43 AM

aunque digan otras cosas el diego es el mejor y unico jugador de esa clase el cerote de pele no se le compara .ANDA A LA MIERDA PELE.

por: renato · Febrero 1, 2003 11:45 AM